¿Te interesa el contenido de este blog? Suscríbete a nuestra Newsletter

Lo que necesitas saber sobre la enfermedad periimplantaria

Cuando se sufre una pérdida dental, uno de los tratamientos que ofrece a los pacientes mayor confort y estética es la implantología dental. Los implantes dentales se integran en la mayoría de los casos pero, para ello es necesario que el paciente presente una buena salud oral. Si se sufre enfermedad periimplantaria (periodontitis) o gingivitis, aumenta el riesgo de fracaso del tratamiento

Algunos de los factores de riesgo más relevantes que favorecen el desarrollo de enfermedades periimplantarias son la diabetes, la periodontitis previa al tratamiento de implantes, el tabaquismo, una mala higiene oral o la genética.

¿Cuántos tipos de enfermedades periimplantarias podemos encontrar?

Podemos encontrarnos dos tipos de enfermedad periimplantaria:

Mucositis reversible

Se caracteriza por la inflamación de los tejidos blandos que rodean el implante dental en ausencia de pérdida ósea. Su principal característica es el sangrado cuando se realiza un sondaje suave, además de otros signos como el eritema y la hinchazón.

Tratamiento

La prioridad debe ser prevenir la aparición de la enfermedad, para ello se deberá motivar y explicar al paciente la importancia de adquirir una buena rutina de higiene bucal y asistir a las revisiones periódicas, ya que con el registro del nivel óseo marginal se puede hacer un seguimiento y comprobar si existe pérdida ósea y el grado en el que se encuentra.

– Profundidad de sondaje <3 mm: El tratamiento sugerido consta en la eliminación no quirúrgica de la placa que se haya formado alrededor del implante mediante curetas o puntas de ultrasonidos especiales para implantes, sin realizar colgajo mucoperióstico. Se puede combinar con el uso de antibióticos o antisépticos, aunque no es imprescindible.

– Profundidad de sondaje de 4-5 mm: El tratamiento sugerido combina el desbridamiento mecánico no quirúrgico junto al uso de quelantes como EDTA, Clorhexidina, etc. En casos de profundidad de bolsa de 5 mm se recomienda el uso de antibióticos por vía sistémica.

Periimplantitis

A medida que avanza esta enfermedad, a la inflamación de los tejidos blandos se le une la inflamación de los tejidos duros, dando paso a la aparición de la periimplantitis. En este caso, nos encontramos frente al peligro de perder el hueso que sujeta el implante, además de verse comprometida la estética por culpa de una recesión gingival, pudiendo incluso llegar a la pérdida del implante.

Uno de los métodos más precisos para el diagnóstico de la priimplantitis es el examen radiológico mediante radiografías periapicales paralelizadas. Dicho examen, permite valorar los niveles óseos marginales y la progresión de la enfermedad.

¡Entra en nuestra web y encuentra la solución adecuada para tus tratamientos!

¿Te interesa el contenido de este blog? Suscríbete a nuestra Newsletter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Le informamos de que el Responsable del tratamiento de sus Datos Personales es Proclinic S.A.. La Finalidad del tratamiento de sus Datos Personales es el envío de información comercial. La legitimación para el envío de la información comercial es su consentimiento prestado. Sus datos únicamente serán cedidos a empresas vinculadas con Proclinic S.A. que comercialicen productos similares del sector odontológico, siempre bajo su consentimiento y no habrás cesión internacional de sus Datos Personales. Podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación y/o oposición al tratamiento de datos, entre otros, a través de lopd@proclinic.es. Si desea conocer información adicional sobre el tratamiento de datos personales, acceda a: https://www.proclinic.es/tienda/media/pdf/protecciondatos.pdf

cookies icon Usamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia en el uso de nuestra web, poder personalizar los contenidos que te ofrecemos en función de tus hábitos de navegación, así como para medir el tráfico, analizar cómo utilizas proclinic.es. y con fines de marketing. Puedes consultar nuestra Política de cookies y personalizar tu configuración aquí.