¿Te interesa el contenido de este blog? Suscríbete a nuestra Newsletter

6 productos clave para una correcta higiene de manos en tu clínica dental.

El día 15 de octubre se celebra el Día Mundial de la Higiene de Manos, por lo que es un buen momento para recordar la importancia de una correcta higiene de manos en nuestra práctica profesional. En odontología, el uso de guantes para la mayoría de procedimientos puede provocar que los profesionales descuiden la higiene de sus manos debido a la protección y seguridad que estos ofrecen.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que los microorganismos pueden contaminar las manos por medio de pequeños defectos o durante la remoción de los guantes, por lo que es imprescindible lavarse las manos antes y después de atender a cada paciente.

La higiene de manos es el método más efectivo para prevenir la transferencia de microorganismos entre el personal y el paciente, así como en la prevención de la transmisión de infecciones relacionadas con la atención sanitaria. Su finalidad es la eliminación de la suciedad, la materia orgánica, la flora transitoria y la flora residente.

¿Cuándo debemos lavarnos las manos?

  1. Antes de tocar al paciente, con el objetivo de protegerle de los gérmenes dañinos que tiene el profesional en las manos.
  2. Antes de realizar una tarea limpia/aséptica, para proteger al paciente de los gérmenes dañinos que podrían entrar en su cuerpo, incluidos los suyos propios.
  3. Después del riesgo de exposición a líquidos corporales, después de tocar al paciente y después del contacto con el entorno del paciente, para protegerte y proteger el entorno de los gérmenes dañinos del paciente.

Existen varios tipos de lavado de manos:

  1. Lavado de manos higiénico: técnica que se utiliza para eliminar la suciedad y la materia orgánica y microbiana transitoria de las manos.
  2. Lavado antiséptico: su función es eliminar la suciedad, la materia orgánica, microbiana transitoria y parte de la microbiana residente de las manos.
  3. Lavado quirúrgico: para eliminar la flora microbiana transitoria y, en todo lo posible, la residente previa a un procedimiento invasivo. El lavado previo a una cirugía debe incluir manos y brazos hasta 5 cm por encima de los codos, que se cepillarán con agua y jabón antiséptico durante 10 minutos bajo el grifo. Se recomienda usar un cepillo estéril con un desinfectante como la esponja estéril y antiséptica con cepillo impregnada con digluconato de clorhexidina al 4%. Después del lavado quirúrgico podemos secar nuestros brazos y manos con paños estériles como las tallas estériles Foliodrape de Hartmann.

¿De qué soluciones y jabones disponemos?

Jabón de manos común

Son detergentes que no contienen agentes antimicrobianos o que contienen concentraciones muy bajas de antimicrobianos eficaces. El jabón suave Proclinic, disponible en presentación de 500 ml y de 2 litros, es un jabón sin aldehídos, sin perfumes ni colorantes, indicado para el lavado frecuente de manos ya que su composición contiene glicerina para el mantenimiento de la hidratación de la epidermis.

Jabón de manos con antiséptico

Indicados para el lavado de manos en procedimientos quirúrgicos. Son jabones que contienen alguna sustancia antimicrobiana como clorhexidina al 4%. La mejor forma de usar estos jabones es con su presentación en forma líquida, colocada en dispensadores apropiados que faciliten el protocolo de lavado de manos quirúrgico. Un ejemplo sería el jabón Instrunet Biocida de Inibsa, que contiene clorhexidina al 4%.

Desinfectante alcohólico para manos

Producto con base alcohólica (líquido, gel o espuma) destinado a la aplicación en las manos con el fin de reducir el crecimiento de microorganismos. Con el gel Sterillium,disponible en diferentes formatos, el profesional se asegura una acción inmediata y de larga duración.

La hidratación, un pilar fundamental

La integridad de la piel de nuestras manos es un factor fundamental en la prevención de infecciones, por lo que un buen cuidado de ellas nos ayudará a prevenir y manejar los factores que comprometen su salud.

Cuando la piel está irritada e inflamada sus propiedades como barrera natural están comprometidas, haciéndola más susceptible a la entrada de elementos alérgenos o cuerpos extraños. Las cremas hidratantes están recomendadas para aliviar la sequedad que producen los lavados de manos frecuentes. Se deben evitar hidratantes que contengan vaselina u otras sustancias derivadas del petróleo, ya que debilitan los guantes de látex y aumentan su permeabilidad.

Se recomienda usar una loción hidratante especialmente después de cada lavado. La crema de manos para profesionales GOJO Hand Medic está formulada a base de agua, sin siliconas ni fragancias, y ayuda a mantener el nivel de hidratación de la piel.

Recuerda siempre lavar tus manos antes y después de atender a cada paciente, de esta forma, ayudarás a prevenir la transmisión de infecciones en tu clínica dental.

¿Te interesa el contenido de este blog? Suscríbete a nuestra Newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Le informamos de que el Responsable del tratamiento de sus Datos Personales es Proclinic S.A.. La Finalidad del tratamiento de sus Datos Personales es el envío de información comercial. La legitimación para el envío de la información comercial es su consentimiento prestado. Sus datos únicamente serán cedidos a empresas vinculadas con Proclinic S.A. que comercialicen productos similares del sector odontológico, siempre bajo su consentimiento y no habrás cesión internacional de sus Datos Personales. Podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación y/o oposición al tratamiento de datos, entre otros, a través de lopd@proclinic.es. Si desea conocer información adicional sobre el tratamiento de datos personales, acceda a: https://www.proclinic.es/tienda/media/pdf/protecciondatos.pdf